domingo, 19 de enero de 2014

Para perder el contacto con el frío asfalto.

Es y será siempre un placer recrearse con las cosas pequeñas, bellas de la vida. Pero para poder tener la satisfacción de ser conscientes de esa variedad de tonalidades de la felicidad en el caos de lo cotidiano hay que entrenarse, mirar con otros ojos. Prepararse para perder el contacto con el frío asfalto, acariciar la suave y espectacular baldosa celeste, cálida, sedosa; mirar y disfrutar del espectáculo de nuestras vidas. Por esas pequeñas cosas y la mágica luz que todo lo inunda. 





Este es el cuaderno donde voy a comenzar mi nuevo y ambicioso Proyecto Creativo, en cuanto a nivel personal-profesional se refiere. Sí, así en mayúsculas.

Que la suerte me acompañe, y vosotros también, vale.



































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada