sábado, 7 de julio de 2012

Tu mirada. Tu pelo.

     Es un tópico hablar de lo deprisa que pasa el tiempo, de cuánto crecen nuestros pequeños sin darnos cuenta, de cómo aprenden habilidades sorprendentes de un día para otro,.....y te sorprendes mirando fotos 'antiguas', de hace unos meses, no acordandote de ese gesto, esa mediopalabra o esa mirada que tanto adorabas.
     Da pena no poder coger toda esa riqueza de vivencias, meterlas en un disco duro, en un tupper, en un cajoncito o una bonita caja de Ikea y guardalas para siempre.
Por más fotos, mas videos, más textos, más blog que te dedique Cachorro no podré guardarte todo. Pero tu esencia estará para siempre conmigo; es parte indivisible de la mia.





Que mis ojos caigan al descansar tu tarde,
que mi noche llegue al caer tu descanso.
Que mi lluvia caiga a regar en tu prado,
margaritas, girasoles y nardos.

Que tu mirada me diga cuanto he de abrigarte,
y tu pelo al aire, cuando, tranquilo, acaricierte.
Que nuestro pasado se escriba callado,
en huertos, jardines y prados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada