martes, 1 de enero de 2013

2012. Un año en imágenes.


Hace justo 24 horas nos preparamos para despedir un fantástico 2012....


... un año bastante variado,  aunque en ocasiones haya parecido un tanto lineal. Ciertamente no tenemos una vida llena de viajes apasionantes, aventuras trepidantes ni lujos mundanos. De lo que sí podemos presumir es de mucho amor, de compresión, de escucha, de salud, de alegría y de arrumacos. No voy a pedir nada para este nuevo 2013 que no haya tenido en el pasado 2012. Me llenaré de nuevos y potentes propósitos.  Sí, propósitos. Hoy nuestro amigo Imanol Ibarrondo ha publicado en su muro que no es lo mismo tener deseos que tener propósitos, porque los primeros no dependen de uno mismo mientras que los segundos sí. Me parece genial dar la bienvenida a una nueva época con esta sorprendente afirmación. Enriquecerse de retos individuales, de batallas cuerpo a cuerpo conmigo misma, para hacer de mi vida, la nuestra, un camino libre de miedos. Avanzadilla para lo que será, estoy segura, otro buen año.
Bienvenido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada